En el vasto universo del rock and roll, hay voces que resuenan a través de las décadas, y una de ellas pertenece indiscutiblemente a Stephanie Lynn “Stevie” Nicks. Nacida en el corazón de Phoenix, Arizona, Nicks se convirtió en la musa de una era, tejedora de historias encantadas y melodías etéreas. Su viaje artístico, marcado por la influencia temprana de su abuelo y las místicas narrativas de su madre, la llevó desde los aulas escolares, donde se encontró con Lindsey Buckingham, hasta los escenarios más emblemáticos del mundo. Como miembro clave de Fleetwood Mac y una estrella solista resplandeciente, Stevie Nicks no solo definió el sonido de una generación, sino que también se erigió como un símbolo de resistencia y evolución artística. Su legado, tejido con hilos de pasión, desafíos personales y triunfos musicales, sigue inspirando a incontables almas, demostrando que su voz es mucho más que un eco del pasado; es un canto perenne al corazón del rock mismo.



Biografía de Stevie Nicks


Infancia y juventud


Stephanie Lynn Nicks nació el 26 de mayo de 1948 en Phoenix, Arizona, Estados Unidos. Su abuelo, Aaron Jess Nicks, le enseñó a cantar dúos con él desde que tenía cuatro años. Su madre le inculcó el gusto por los cuentos de hadas y la fantasía. De niña, se mudó varias veces con su familia por el trabajo de su padre, que era ejecutivo de una empresa. Asistió a diferentes escuelas en California, Utah y Texas. En una de ellas, conoció al guitarrista Lindsey Buckingham, con quien inició una relación sentimental y musical años después.


Carrera con Fleetwood Mac


En 1968, Nicks y Buckingham formaron una banda llamada Fritz, que se hizo popular por sus presentaciones en vivo. La banda se separó en 1972 y la pareja grabó un álbum como dúo, titulado Buckingham Nicks, que tuvo poco éxito comercial. En 1974, fueron invitados a unirse a la banda británica de blues rock Fleetwood Mac, que buscaba renovarse. El primer álbum de la banda con Nicks y Buckingham, Fleetwood Mac, fue un éxito rotundo, vendiendo más de cinco millones de copias y alcanzando el número uno en las listas de Estados Unidos. Nicks contribuyó con canciones como Rhiannon y Landslide, que se convirtieron en clásicos del rock.

El segundo álbum de la banda con Nicks, Rumours, fue aún más exitoso, vendiendo más de 40 millones de copias en todo el mundo y siendo considerado uno de los mejores álbumes de todos los tiempos. El álbum reflejó las tensiones personales y románticas que vivían los miembros de la banda, que se separaron de sus parejas durante la grabación. Nicks escribió canciones como Dreams, que fue el único número uno de la banda en Estados Unidos, y Gold Dust Woman, que mostraba su adicción a la cocaína.

Nicks continuó siendo parte de Fleetwood Mac durante los años siguientes, participando en álbumes como Tusk, Mirage y Tango in the Night. Su voz, su estilo y su simbolismo la convirtieron en una de las figuras más icónicas y admiradas del rock. Sus canciones, inspiradas en su vida personal, sus experiencias místicas y sus influencias literarias, crearon un universo propio que cautivó a millones de fans.


Carrera solista


En 1981, mientras seguía siendo miembro de Fleetwood Mac, Nicks inició su carrera solista, lanzando el álbum Bella Donna, que llegó al número uno en Estados Unidos y vendió más de seis millones de copias. El álbum incluyó éxitos como Edge of Seventeen, Stop Draggin’ My Heart Around (a dúo con Tom Petty) y Leather and Lace (a dúo con Don Henley). Nicks colaboró con varios artistas de renombre, como Bob Dylan, Bruce Springsteen, David Bowie y Prince, quien le compuso la canción Stand Back.

Nicks publicó otros siete álbumes solistas: The Wild Heart (1983), Rock a Little (1985), The Other Side of the Mirror (1989), Street Angel (1994), Trouble in Shangri-La (2001), In Your Dreams (2011) y 24 Karat Gold: Songs from the Vault (2014). Todos ellos tuvieron éxito comercial y crítico, consolidando a Nicks como una de las artistas más exitosas y respetadas de su generación. Sus canciones reflejaron su evolución personal y artística, así como los desafíos que enfrentó, como su adicción a las drogas, su matrimonio fallido, su aborto involuntario y la muerte de su mejor amiga.


Reconocimientos y legado


Nicks ha sido reconocida como una de las mejores cantantes y compositoras de todos los tiempos, siendo nombrada por la revista Rolling Stone como la segunda mejor cantante de rock y una de los 100 mejores cantantes y compositores de la historia. ³⁴⁵ Ha vendido más de 150 millones de discos en todo el mundo, tanto con Fleetwood Mac como en solitario. Ha sido nominada a ocho premios Grammy como solista y ha ganado uno con Fleetwood Mac. Ha sido la primera mujer en ingresar dos veces al Salón de la Fama del Rock and Roll: como miembro de Fleetwood Mac en 1998 y como solista en 2019.

Nicks ha influenciado a varias generaciones de artistas, que la han admirado y homenajeado. Entre ellos se encuentran Sheryl Crow, Taylor Swift, Lana Del Rey, Harry Styles, Courtney Love, Florence Welch y Lady Gaga. Nicks también ha aparecido en películas y series de televisión, como School of Rock, American Horror Story y Glee, interpretándose a sí misma o a personajes inspirados en ella. Su estilo bohemio y su imagen mística han sido imitados y admirados por muchos. Nicks sigue siendo una artista activa y vigente, que continúa grabando y presentándose en vivo, demostrando su talento y su pasión por la música.


Reflexión Final


Stevie Nicks es una artista que ha sabido superar las adversidades y los obstáculos que se le han presentado en su vida, tanto personales como profesionales. Su talento, su pasión y su perseverancia la han llevado a convertirse en una de las cantantes y compositoras más exitosas e influyentes de la historia del rock, siendo reconocida y admirada por varias generaciones de fans y de músicos. Su obra, tanto con Fleetwood Mac como en solitario, refleja su personalidad única, su visión artística y su sensibilidad emocional, creando un estilo propio que la distingue y la identifica. Stevie Nicks es, sin duda, una leyenda viva de la música, que sigue inspirando y deleitando con su voz y sus canciones.



El CANDELABRO. ILUMINANDO MENTES